viaje en coche

Si vas a coger el coche de cara a tus viajes por vacaciones o trayectos de larga distancia, sigue “por tu seguridad y por la de todos”, estas sencillas recomendaciones, y evita accidentes de tráfico por fallos humanos (cansancio), así como técnicos (averías).

Extrema las precauciones y lee atentamente estos seis consejos para disfrutar de un trayecto cómodo y seguro:

 

Revisa el vehículo

Poner tu coche o moto a punto y comprobar que todo funciona correctamente, es la primera tarea que debemos realizar. Entre los elementos de tu coche que tienes que revisar, se encuentra: el estado y presión de los neumáticos para asegurar una buena adherencia a la carretera, la dirección, los frenos y amortiguadores, la batería o el motor.

También deberás revisar las luces del vehículo (incluidas las antiniebla), los niveles del líquido de frenos y aceite, el funcionamiento del limpiaparabrisas y sistema de aire acondicionado.

Por otro lado, tu coche debe contar obligatoriamente con un chaleco reflectante y dos triángulos homologados de señalización de peligro. En caso de que necesites recurrir a ellos, deberás colocarlos delante y por detrás del vehículo, a 50 metros de distancia. Por último, no te olvides de llevar una rueda de repuesto con la presión necesaria y las herramientas para su instalación.

Contando con todo este equipamiento contribuirás a reducir la probabilidad de averías, y aumentarás tu seguridad y la del resto.

Por lo que refiere a papeles reglamentarios, siempre debes llevar encima el permiso de conducir, el de circulación, la póliza de seguro y la tarjeta de inspección técnica. Comprueba las fechas de caducidad de todos ellos, así como tu saldo de puntos y las coberturas del seguro (asegurándote de si dispones o no de asistencia en carretera).

 

Planifica tu ruta

Dedica un tiempo a escoger las vías menos conflictivas antes de emprender el viaje. Calcula aspectos como las horas de duración del trayecto, la ubicación aproximada de paradas para descansar y gasolineras para repostar, y ten en cuenta posibles imprevistos como tráfico, tramos en obras o posibles accidentes de terceros durante el viaje.

Puedes informarte sobre retenciones y el estado de las carreteras en las redes sociales de la DGT, plataformas como Infoautopista o Apps como “Autopistas en Ruta” , ya que resultan útiles por ofrecer información actualizada del estado del tráfico y te ayudarán u a disfrutar de una conducción cómoda y segura.

 

Un descanso de calidad

¡Dulces sueños antes de emprender tu viaje! Es muy importante estar bien descansado, ya que, al conductor le esperan horas de concentración al volante, así como posiciones algo incómodas para los pasajeros de los asientos traseros.

Por último, no consumas alcohol, no tomes medicamentos incompatibles con la conducción, y evita comidas copiosas e iniciar la ruta en las horas más calurosas del día, ya que todo ello propicia la modorra, siendo ésta una de las principales causas de accidente.

 

Organiza el equipaje 

En cuanto al equipaje, no conviene cargar en exceso el maletero del coche.

Tómate tu tiempo para organizar las maletas, repartir el peso y optimizar el espacio. Pero, sobre todo, asegúrate de que, una vez colocado todo el equipaje, así como la baca o remolque (en caso de ser necesario) mantienes una buena visibilidad.

 

Durante el viaje, ¡refréscate y descansa!

Utiliza ropa cómoda y calzado cerrado. En caso de que viajes en pleno verano, no olvides protegerte del sol antes de salir de casa, y usar gafas de sol para evitar una mala visibilidad al volante.

También puedes cargar bebidas refrescantes en el coche para mantenerte hidratado, nutrido, y con un buen nivel de azúcar. Además, te aconsejamos que mantengas la temperatura del coche entre los 20-22 grados.

Por otro lado, como hemos comentado anteriormente, te animamos a que planifiques las paradas como parte del viaje, ya que deberás realizar descansos cada dos horas, por unos 10-15 minutos.

Tanto en España como en Europa hay muchísimas estaciones de servicio preparadas y perfectamente acondicionadas para hacer altos en el camino, refrescarse, relajarse o estirar, e incluso probar la gastronomía local de esa zona.

 

Evita distracciones y cuida de los desplazamientos cortos 

Finalmente, recuerda que necesitas la máxima concentración mientras conduces. Por ello, evita cualquier tipo de distracción innecesaria. Una vez llegues a tu destino o hagas una parada, tendrás tiempo para leer el periódico, contestar el WhatsApp o mirar las notificaciones de tu Instagram.

En casos puntuales en los que el GPS se equivoque en ruta y te haya mandado por otra carretera, puedes o bien recurrir a tu acompañante para que te eche un cable o parar un segundo para poder programar de nuevo la ruta correcta.

Recuerda también que el viaje no acaba una vez llegas a tu destino final, no olvidemos cuidar los desplazamientos cortos, en los que estamos más relajados, así como el viaje de vuelta. Asimismo, ten en cuenta que en vacaciones, puentes y días festivos hay muchos peatones y ciclistas en las carreteras por lo que debes extremar la precaución y mantener las distancias de seguridad más que nunca.